Departamento de Filología Latina

UCM

Facultad de Filología  
A-  A=  A+  S/T  A/C  
Inicio
Revista de prensa
Inicio Campus Virtual UCM Webmail UCM Biblioteca UCM
Imprimir E-mail
[20-11-2007] El Ministro de Bienes y Actividades Culturales de Italia, Francesco Rutelli, ha anunciado, en el curso de una conferencia de prensa, que los trabajos que se desarrollan en el entorno de la Casa de Augusto, en el Palatino, han llevado al descubrimiento del Lupercal.
Una estancia subterránea, situada unos 16 metros por debajo de los cimientos de la Casa de Augusto, ha sido identificada con la gruta Lupercal, donde Rómulo y Remo fueron amamantados por la loba. Su descubrimiento se produjo en el curso de los trabajos de exploración que se llevan a cabo en la parte del Palatino que da al Circo Máximo, entre el Templo de Apolo y la Iglesia de Santa Anastasia. Una sonda ha permitido tomar imágenes que permiten identificar el lugar, "razonablemente", según el Ministro, con la mítica cueva.


Gráfico de situación de la gruta


Al parecer, lo que se conserva es el resultado de la transformación de la cueva original en una nueva estructura, en parte natural y en parte artificial, con forma de ninfeo. Alcanza una altura de 7'5 metros y un diámetro de 6. La imágenes tomadas con la sonda muestran una bóveda decorada con casetones que enmarcan motivos geométricos realizados con mosaico polícromo; en el centro aparece el águila blanca de Augusto. Al parecer, la gruta está llena de tierra, lo que obligará a realizar complejas labores de desescombro.


Image



La gruta forma parte del complejo de la Casa de Augusto. Al edificar su mansión sobre este lugar, el príncipe buscaba asociar su figura y su obra a la del fundador de la Roma. "Se trata", afirma el Ministro Rutelli, "de un lugar de culto, un santuario que Augusto transformó en  uno de los puntos centrales de su casa. Fue buscado durante siglos y ahora, finalmente, se encuentra ante los ojos de todos".
Frente al entusiasmo de los arqueólogos responsables del descubrimiento se han alzado también voces discrepantes, como la de Adriano La Regina, antiguo responsable de la Superintenenza Archeologica, que pone en cuestión la identificación de la cueva. Ésta, en su opinión, debería encontrarse más hacia el oeste, frente al templo de la Magna Mater.
Más información: Il Corriere della Sera, La Reppubblica.

La gruta forma parte del complejo de la Casa de Augusto. Al edificar su mansión sobre este lugar, el príncipe buscaba asociar su figura y su obra a la del fundador de la Roma. "Se trata", afirma el Ministro Rutelli, "de un lugar de culto, un santuario que Augusto transformó en  uno de los puntos centrales de su casa. Fue buscado durante siglos y ahora, finalmente, se encuentra ante los ojos de todos".Frente al entusiasmo de los arqueólogos responsables del descubrimiento se han alzado también voces discrepantes, como la de Adriano La Regina, antiguo responsable de la Superintenenza Archeologica, que pone en cuestión la identificación de la cueva. Ésta, en su opinión, debería encontrarse más hacia el oeste, frente al templo de la Magna Mater.Más información: , .