Departamento de Filología Latina

UCM

Facultad de Filología  
A-  A=  A+  S/T  A/C  
Inicio
Revista de prensa
Inicio Campus Virtual UCM Webmail UCM Biblioteca UCM
Imprimir E-mail
[31-1-2008] El pasado día 28 de enero, festividad de Santo Tomás de Aquino, el Profesor Juan Gil Fernández, Catedrático de Filología Latina de la Universidad de Sevilla, fue investido Doctor Honoris Causa de la Universidad Complutense.
A propuesta de la Facultad de Filología, el Consejo de Gobierno de la Universidad Complutense aprobó, en sesión celebrada el día 13 de junio de 2005, el nombramiento del Profesor Juan Gil como Doctor Honoris Causa; en la misma sesión se acordó designar al Profesor Tomás González Rolán, Catedrático de Filología Latina de esta Universidad, como Padrino del Profesor Gil en su investidura.
La iniciativa de este nombramiento se debe al Departamento de Filología Latina de la Universidad Complutense, que en Junta celebrada el día 17 de marzo de 2005 aprobó por unanimidad instar a la Facultad de Filología la presentación de la correspondiente propuesta ante las autoridades académicas de nuestra Universidad.
El Profesor Juan Gil Fernández, que cursó sus estudios de Licenciatura y fue luego Profesor Agregado por oposición en la Universidad Complutense entre los años 1967 y 1971, ha mantenido una permanente vinculación con esta institución, pues entre, otras actividades, es miembro del Consejo Asesor de la revista complutense Cuadernos de Filología Clásica. Estudios Latinos, designado a propuesta de muchos de los profesores del Departamento (catedráticos y titulares) que fueron sus discípulos.
Su personalidad académica queda refrendada por sus muchos años de docencia en la Universidad española (en la Complutense de Madrid y en la de Sevilla), al igual que por los distintos cursos dictados por invitación en Centros universitarios españoles (Oviedo, La Laguna, Las Palmas) y extranjeros (UCLA, en EEUU; UNAM, en México; Nihon University, en Mishima, Japón), y por su ciclópea tarea de investigación, que ha abarcado los campos de la Historia y sobre todo de la Filología Clásica en toda su extensión, pues además de los aspectos específicos de la Filología Latina (Antigüedad Clásica, épocas Medieval y Moderna), ha estudiado asuntos varios de Filología Griega y de Lingüística Indoeuropea. Esta ingente investigación se resume en un buen número de obras publicadas: 24 libros (algunos de los cuales han merecido traducción a otros idiomas, como italiano, francés y japonés), 7 libros en colaboración, 41 capítulos de libros, 194 artículos en revistas científicas, 37 reseñas, 18 artículos de periódico, incontables conferencias y participaciones como ponente en Congresos nacionales e internacionales, etc.
Además, a lo largo de su fructífera tarea científica ha sido pionero de los estudios de Latín Medieval en España, gran impulsor de los estudios de tradición y pervivencia del mundo clásico, así como introductor de los estudios filológicos del Humanismo Latino, y todo ello sin haber abandonado la investigación en los aspectos centrales de la Filología Latina, como queda mostrado por su importante contribución a la Crítica Textual y al establecimiento del texto de los autores antiguos.
La treintena de tesis doctorales (muchas de ellas publicadas) que ha dirigido han supuesto la creación de una escuela filológica que ha propiciado un gran impulso a los estudios e investigaciones tanto del mundo clásico como del medieval y moderno en toda España.